Guillermina Perales, sinónimo de “nepotismo, privilegio, privanza y amiguismo” según la AVCA

COMUNICADO DE AVCA / AVVAC  | REA nº 16 | Publicado en Febrero de 2015

Las asociaciones de Críticos de Arte –AVCA- y de Artistas Visuales –AVVAC- de la Comunidad Valenciana queremos denunciar, de nuevo, la política que desde el Ayuntamiento de Alicante se está llevando a cabo en relación a su programación artística expositiva.

Guillermina-Perales-01-Manuel-Antonio-Velandia-Mora241014

Guillermina Perales en una foto de Manuel Antonio Velandia Mora, ha sido repudiada por la Asociación de Críticos de Arte de la Comunidad Valenciana.

 

Algo que llevamos tratando de mejorar desde julio de 2012, cuando una representación de la Asociación Valenciana de Críticos de Arte [AVCA] se reunió con Concejal de Cultura -y actual Alcalde de la ciudad-, D. Miguel Valor Peidró, para solicitar que se aplicara el Documento de Buenas Prácticas en la realización de planes culturales que afecten a las salas de exposiciones y museos de la ciudad: designación de puestos de dirección, calidad de las exposiciones y artistas participantes… Hoy, casi tres años después, no se ha producido ningún cambio en este campo.

Esta falta de sensibilidad y dejadez evidencian el desinterés en cuanto a los planes culturales para Alicante, que se ve nuevamente agravado por la gestión de las exposiciones que se llevan a cabo en la Sala Municipal “Lonja del Pescado” y en especial por el Ciclo de Exposiciones “Arte último 21 días” promovido por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Alicante en dicha sala municipal, con unos únicos comisarios que cobran por su labor -como debe ser- pero en desigualdad de condiciones para con el resto de todos los profesionales, tanto artistas como comisarios, de la provincia.

Recientemente se ha inaugurado dentro de este Ciclo, una exposición individual de uno de sus dos comisarios, en su también faceta de artista, como colofón de otras tantas actuaciones nepotistas, de privilegio, privanza y amiguismo. Estas muestras, recordemos otra vez, se realizan en un espacio público con dinero público, aportado por los impuestos de todos los alicantinos y alicantinas, por lo que la realización de una exhibición artística de uno de los comisarios en un espacio gestionado por ellos mismos, transgrede cualquier código deontológico profesional no solo en España, sino internacionalmente. La otra comisaria, en declaraciones públicas, pretende y aspira a hacer creer que es una práctica habitual en Nueva York, un punto totalmente incierto ya que, repitamos, esta actuación se salta todas las bases de las buenas prácticas profesionales.

El ciclo “Arte último 21 días” promovido desde la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Alicante, nació ya con polémica por la falta de presupuesto para abonar a los artistas su producción y su propiedad intelectual, lo que motivó que algunos de los seleccionados renunciaran a exponer en él y a nuestra denuncia pública como asociaciones que defienden los intereses del artista y del arte en general, ya que este tipo de actuaciones refleja la falta de valoración del trabajo del artista por parte de la institución que organiza la muestra. La polémica continuó alimentándose cuando, uno de los comisarios del ciclo, escribió en su columna de un diario local sobre sus propias exposiciones comisariadas, saltándose los mínimos exigibles en la ética profesional. Este hecho de nuevo motivó nuestra denuncia, no sólo de las asociaciones firmantes hoy aquí, sino que sea adhirió ante su gravedad el Consejo de Críticos y Comisarios de Artes Visuales, una institución de carácter nacional.

Tristemente, hoy, de nuevo, las asociaciones profesionales del sector de las artes visuales contemporáneas signatarias de esta carta, en el desarrollo de nuestra labor de protección de las artes, la cultura y el pensamiento, nos vemos obligados a manifestar nuestra discrepancia con el método de selección de las exposiciones y artistas, que sigue siendo fruto de unos criterios totalmente arbitrarios, subjetivos y unipersonales por parte de la Concejalía de Cultura, lo que no contribuye a la profesionalización del sector de las Artes Visuales en la provincia de Alicante.

A pesar de nuestra denuncia anterior y nuestra propuesta directa a dicha Concejalía para buscar una programación consensuada, en ningún momento se han abierto vías al asesoramiento, participación o colaboración de las asociaciones profesionales del comisariado y la crítica, a pesar de que Alicante cuenta con una gran cantidad de técnicos de este ámbito, muchos de los cuáles forman parte de AVCA, una asociación comprometida desde 1980 con el fomento de la investigación, cooperación y difusión artística, así como con la defensa de la ética profesional y la aplicación del Documento de Buenas Prácticas en el ejercicio de la profesión en todos los ámbitos artísticos.

Por todo esto, reiteramos nuestra denuncia por la actual situación de la programación municipal, mantenida por todos los alicantinos y alicantinas, ya que no está cumpliendo con los criterios básicos de ética, profesionalidad y respeto hacia el resto de profesionales y conciudadanos de Alicante. En este sentido, instamos también a la Diputación Provincial de Alicante a no destinar recursos económicos al apoyo de iniciativas artísticas y culturales impulsadas por el Ayuntamiento de Alicante u otros que no reúnan los requisitos de profesionalidad y buenas prácticas actualmente exigibles.

Share
Share this article on Facebook Facebook