Municipios

Se preparan para ser fundidos en bronce los Premios de la Asociación Wagneriana de Alicante

REDACCION | REA nº 14 | Publicado en Noviembre de 2014

Los Premios de la Asociación Wagneriana de Alicante, Obra de Arte Total y Premio Richard Wagner, ya están en la fundición listos para pasar a convertirse en bronce pulido. Estos importantes galardones, los máximos representantes de los reconocimientos independientes al arte y a la creación y la cultura en Alicante, se entregan anualmente y es la primera vez que van a contar con un galardón que a partir de ahora será la imagen institucional de los premios.

 

_II Wagner

 

Joan Castejón nos muestra en su estudio de Dénia el modelo en cera del Premio Obra de Arte Total.

Joan Castejón nos muestra en su estudio de Dénia el modelo en cera del Premio Obra de Arte Total.

“La Asociación Wagneriana de Alicante nació el 22 de mayo del año 1993, de la mano de varios estudiantes alicantinos que, entusiasmados con la obra del gran compositor y creador musical, decidieron fundar en Alicante una fraternidad que congregara los ideales teóricos y musicales de Richard Wagner, y que promoviese el estudio y desarrollo del concepto de la obra de arte total. Parte de la inspiración nos vino dada por la lectura de las biografías de autores ingleses como Conan Doyle o Tolkien, donde se apreciaba la profunda importancia de los clubes privados en los que se compartían lo que Goethe llamaría acertadamente “afinidades electivas”.

Modelo en cera del Premio Richard Wagner a partir de 2014.

Modelo en cera del Premio Richard Wagner a partir de 2014.

Clubes como los Inklings o Coalbiters, lectores de los Eddas islandeses, nos animaron a crear nuestra propia Asociación, palabra más adecuada en la lengua española para definir lo que en esencia también era uno de aquellos clubes ingleses o fraternidades de estudiantes alemanes. Con ello en mente, y tomando como referencia la obra y figura de Wagner, gravitamos en torno al área de estudio y ocio que nos atraía: el concepto de obra de arte total y sus ideales en una sociedad carente de ideales, donde la misma cultura se resumía a extraer dinero de las arcas públicas para poner en marcha cualquier clase de iniciativa.”

Extracto de la web oficial de la Asociación Wagneriana de Alicante sobre los Premios:

LA ASOCIACIÓN WAGNERIANA DE ALICANTE

¿Por qué Richard Wagner?

De Richard Wagner se ha escrito mucho y se sabe poco. Es habitual tropezar con los clichés por doquier, y en el caso de Wagner esto es todavía más manifiesto. Sin embargo, pocos de

los que identifican a Wagner con ideas ajenas a Wagner saben o recuerdan que éste fue un denostado luchador por los ideales libertarios del siglo XIX.

Wagner participó activamente en las revoluciones de Dresde, lo que le cosntó el exilio, por estar de parte de la instauración de un régimen constitucional democrático en una Ale- mania dominada por los vestigios del feudalismo más oscuro.

Pocos recuerdan que fue el gran amigo de filósofos como Feuerbach, que se inspiraba en Schoppenhauer para en-

contrar sentido al sufrimiento de la Humanidad, y que era el gran defensor y amigo personal de Bakunin, padre del anarquismo. Ese Wagner abierto y turbulento, sufriente y deseoso de una creación sin límites fue un gran artista y un hombre de fortaleza ejemplar en un mundo siempre adverso, y la imagen que nos han legado los totalitarismos deforma desde la manipulación y la ignorancia la auténtica universalidad de este icono de la cultura occidental.

Ideales en una época sin ideales

Por todas esas razones, Wagner es un símbolo de muchos ideales artísticos y estéticos que, en una época de decadencia cultural, nos recuerda la verdadera misión del artista como redentor estético y colectivo, y reivindicamos el valor de esta potencia intelectual para revitalizar o, al menos, ser así la Asociación Wagneriana de Alicante una voz capaz de elevarse por encima del ruido y, musicalmente, con la fuerza de uno de esos temas wagnerianos entonados por los metales, pronunciar la verdad para que pueda ser oída, apreciada y registrada.

Esa, entre otras, es una de las misiones fundamentales de la Asociación Wagneriana de Alicante, y desde su fundación en 1993 y desde su legalización en 2012 ha demostrado que puede lograr sus fines gracias a sus destaca- dos miembros y fundadores.

Los Premios de la Asociación Wagneriana de Alicante

Los premios fueron ideados para empezar a cubrir un vacío cultural creciente en la mer- cantilización, politización y manipulación de la mayor parte de los premios culturales del panorama nacional e internacional. Si el premio es un reconocimiento, su malversación es un crímen cultural, al que nuestra sociedad está demasiado acostumbrada. Con vocación universal, los premios se centran en destacar dos aspectos claramente dife- renciados y cruciales, extraídos de la vida y producción artística de uno de los artistas más grandes de la historia universal, Richard Wagner.

El primero es el de destacar la proeza creadora, desde el punto de vista de una aplicación contemporánea de la voluntad estética redentora del concepto de Obra de Arte Total, presente en las teorías estéticas del Romanticismo ya en tiempos anteriores a Wagner. De este modo, con el Premio Obra de Arte Total se destaca ante todo la voluntad estética de un creador. El premio, además, no se resume a una disciplina artística, sino que se fija en todas ellas, con especial atención a aquellas obras que traspasan los límites impuestos por los convencionalismos y son capaces de potenciar un diálogo productivo entre lo que antiguamente era considerado dos o más disciplinas de la concepción artística clásica.

El segundo rasgo es la personalidad, entendiendo que ésta es fundamental para el desa- rrollo de la obra de un creador, no bastando la iniciativa ni el deseo para llevar a cabo la ardua tarea creadora, sino además la potencia de un idealismo manifiesto que conlleva sacrificios y una fortaleza particular en el artista, hasta lograr la consecución de sus propósitos. De aquí procede el Premio Richard Wagner, que se centra en el carácter, en la hazaña cultural, elementos indispensables para llevar a cabo la obra. Este premio puede recaer en una o varias personas, o en una asociación, siendo también importante el carácter colectivo de una iniciativa culturalmente ambiciosa que ha sido llevada a buen término.

En cualquier caso, la Obra de Arte Total es una contribución al patrimonio de lo colectivo, acometida desde la esfera de la creación individual o como impulso de varias personas, pero siempre revierte en un bien universal. La obra literaria, plástica, o el logro personal o colectivo, terminan por dejar un poso que repercute en el bien de todos, y esa es la base de una proyección cultural con futuro.

Los Premios de la Asociación Wagneriana de Alicante concedidos y aceptados son los siguientes:

2012:
Esa Pekka-Salonen, director de orquesta y compositor, Premio Richard Wagner. La obra Requiem, de György Ligeti, Premio Obra de Arte Total.

2013
Artur Balder, escritor, pintor, director de cine, Premio Bicentenario Richard Wagner. Tetralogía de Teutoburgo, obra literaria de Artur Balder, Premio Obra de Arte Total.

Premios de la Asociación Wagneriana de Alicante del año 2014:

PREMIO OBRA DE ARTE TOTAL al artista JOAN CASTEJÓN

Al artista Joan Castejón por el conjunto de su carrera. Más de cinco décadas de investiga- ción plástica con el más alto nivel de exigencia estética, con una producción incomparable en el marco de la renovación plástica de postguerra. Además, Castejón ha fomentado tras- pasar y fusionar las fronteras entre las artes en una busca de la obra de arte total, con un permanente, rico e inteligente diálogo abierto entre lo plástico y lo literario que ha dejado como testimonio un sinfín de exposiciones llenas de grandes obras en toda la geografía española. Su relación con los grandes escritores en lengua castellana de nuestro tiempo es patente, con obras e ilustraciones inspiradas en textos de: Mario Vargas Llosa, Miguel de Cervantes, Gabriel García Márquez, José Manuel Caballero Bonald, Artur Balder, J. J. Armas Marcelo, Vicent Andrés Estellés.

PREMIO RICHARD WAGNER a la ASOCIACIÓN VILLA ATIA

Concedido a la Asociación Villa Atia por su arrojo y tesón en el proyecto para adquirir uno de los más magníficos órganos románticos ingleses que se pudiese imaginar: un Henry Willis III. El premio se entrega a los pianistas Isabel Elvira y Nuno Kawaguchi, los dos impulsores del proyecto de la Asociación Villa Atia, y artífices de esta proeza cultural que no ha acabado, dado que el gran órgano, aunque se encuentra en la finca de la asociación, todavía requiere un espacio en el que poder ser montado y donde desarrollar plenamente sus funciones de nuevo como centro social musical.

La Asociación Villa Atia, después de conseguir este gran instrumento musical de enorme valor cultural e histórico, se han propuesto crear un pequeño Bayreuth en la Alcoraya de Alicante, donde se va a edificar el centro cultural dentro del cual establecerá su residencia definitiva este órgano Henry Willis III.

Amazon Wish ListLinkedInKindle ItGoogle+PinterestShare
Share this article on Facebook Facebook