OPINION | Canal 9 de Radio y Televisión (I): El que avisa no es traidor

SANTIAGO CREMADES DEVESA | OPINIÓN | REA nº 2 | Publicado en Noviembre de 2013

Santiago Cremades Devesa es un pensador agudo, distanciado de la intelectualidad oficial, un filósofo independiente y de una cultura política amplia. Se une a la sección de OPINIÓN de REA, donde se respeta la diversidad de ideas y el análisis político cultural.

1383924932184ciscar-abajodn

I: EL QUE AVISA NO ES TRAIDOR

Eusebio Monzó, Secretario Autonómico de Hacienda y Presupuestos de la Generalidad Valenciana, avisó… si el ERE resulta ilegal “lo pagarían los trabajadores y los valencianos que se quedarían sin televisión pública”.

Y el ERE, por decisión de los trabajadores de la radio y televisión valenciana ha sido ilegal, conforme la sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV), que ha declarado nulo el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de Radio Televisión Valenciana (RTVV) que afectó a 952 trabajadores, los cuales deben ser readmitidos, aunque cabe recurso ante el Tribunal Supremo. Tiene “tela” lo de que cabe recurso porque el Gobierno Valenciano, que ha perdido, no va a recurrir, ya que simplemente, y según avisó el 29 de mayo de 2013, va a cerrar.

La idea con el ERE o despido de casi 1000 trabajadores era mantener el trabajo para otros más de 600. Los despedidos solo pensaban en ellos, ignoraron las advertencias del Gobierno Valenciano, y se fueron a los tribunales, ignorando también que ponían en peligro a los más de 600 que conservaban el empleo…, lo que ha sucedido. Los más de 600 que conservaron su empleo, lo han perdido como consecuencia de la demanda presentada por los 1.000 primeros despedidos. Es lo que trae jugar al todo o nada.

Se advirtió, también, de que el motivo del ERE eran las pérdidas, el déficit y el endeudamiento por pérdidas sistemáticas, caídas de ingresos de explotación, déficit presupuestario, y nivel de endeudamiento. Responder que la culpa es de los políticos, de sus fraudes, y de sus mentiras, solo evidencia que mil trabajadores no han sabido reconocer las realidades de los números contables al tiempo que no se han preocupado por el futuro de los más de seiscientos que pudieron haber conservado sus empleos.

II: UNA VICTORIA DEVENIDA EN DERROTA

En una guerra se pueden ganar cientos de batallas, pero se puede perder la guerra. Es lo que ha sucedido; tras la alegría de haber ganado la batalla en los tribunales, se ha descubierto que se ha perdido la guerra en el mundo real, y lo más importante… que se ha “puesto a huevo” al Gobierno Valenciano la exacta y perfecta justificación para cerrar una empresa ruinosa.

A la izquierda nacionalista, ¡quién le iba a decir a la vieja izquierda que un día existiría la izquierda nacionalista!, solo le queda el pataleo… dentro de una sociedad a la que la radio y televisión valenciana simplemente le tiene sin cuidado.

Amazon Wish ListLinkedInKindle ItGoogle+PinterestShare
Share this article on Facebook Facebook