CRÍTICA LITERARIA | Balder frente a Nietzsche: la actualización del superhombre (I)

ELENA MONTAGUD | CRÍTICA LITERARIA | REA nº 3 | Publicado en Noviembre de 2013

La filóloga y autora valenciana se centra en el análisis de uno de los autores más importantes de literatura histórica actuales, y posiblemente el autor crucial desde principios de siglo en la historia de Alicante: Artur Balder, y la influencia de la filosofía de Nietzsche en su obra.

Nietzsche Artur Balder

Nietzsche y Balder (foto por Juan Carlos Soler)

En primer lugar y antes de centrarnos en la obra de Balder, es imprescindible situarnos en el marco de la filosofía nietzscheana. Para ello, vamos a limitarnos a su obra Así habló Zaratustra, en la que el filósofo alemán centra su atención en las reflexiones de un profeta. Es en este discurso donde aparece su primera presentación del Übermensch (el “superhombre” o “suprahombre; a partir de aquí nosotros nos referiremos a él como “superhombre”) y las características y detalles de su persona. Evidentemente, no solo se toca este tema, sino también otros como la muerte de Dios, la voluntad del poder y el retorno a la vida. En este trabajo vamos a desarrollar la voluntad de poder ligada al “superhombre”. Pasando a las características de este prototipo de hombre ideal según Nietzsche, el “superhombre” abandona cualquier resquicio de sujeción moral impuesta por las religiones y aboga por una moral que nace desde las entrañas de los hombres. En El último querusco (reeditado por Ediciones B en 2013) observemos los sueños del niño Arminio:

“Un enorme jabalí se le apareció a Arminio en sueños. Su imagen era la más esbelta y grandiosa que hubiese contemplado jamás, su tamaño superaba el de cualquier ejemplar que hubiese visto, y había en la fortaleza de aquel galope y en la obcecación de aquella testa erizada un nuevo poder y señorío que seducía todas las pasiones de su corazón desconocedor y salvaje de niño solitario, inspirando la obediencia al señor del bosque (124).”

Así pues, desde el nacimiento del niño y sus primeros años de infancia, se muestra en él la fidelidad a la tierra, pues el mismo superhombre es el sentido de ella. Pero no solo aparece en Arminio esta característica, sino también el rechazo a una moralidad esclava, que se manifiesta desde bien pequeño e incluso contra los suyos. Como señala el filósofo, el superhombre es capaz de discernir todo lo que es bueno, gracias a su voluntad de poder. De esta manera, hay un momento en que los niños germanos se divierten atacando a un perro; Arminio, hasta ese momento seguidor de la masa, se transforma:

“Arminio sintió una ráfaga de ira que le sacudía los miembros, y golpeó con su lanza a la velocidad del rayo el rostro del muchacho pelirrojo (141).”

En su infancia, Arminio no es capaz de controlar todavía sus sentimientos, por lo que está más cercano a lo que Nietzsche define como “el último hombre” que al “superhombre” en sí. Este se deja llevar en muchas ocasiones por sus pasiones, pero es capaz de controlar aquellos sentimientos que van más allá de lo necesario. Arminio no solo ataca al compañero, intentando evitar lo que no le parece correcto y sin pensar en las posibles consecuencias, sino que también se deja llevar por el placer carnal con una muchacha de su poblado. De todos modos, como ya hemos dicho, al filósofo pruso no le parece una mala actitud; en esto contradice a Platón, pues para Nietzsche no es necesario controlar las pasiones, ya que en cierto modo esto es el motivo por el que existe el “rebaño” en la sociedad occidental.

Monumento a Arminio en Teutoburgo

Monumento a Arminio en Teutoburgo

De esta manera, Arminio ya desde niño siente repugna hacia ciertos aspectos de las sociedades, mientras que exalta otros. En un principio, este personaje no puede expresar de forma clara sus sentimientos, aunque el narrador nos los va exponiendo poco a poco. Así, en el momento en que el ejército romano llega hasta el pueblo germano, el pequeño es capaz de identificarlos gracias a las enseñanzas de Cerunno1, pero a su vez, en su cabeza aparece un pensamiento que tiene mucho que ver con la filosofía de Nietzsche. Para Arminio, estos hombres son todos iguales, piensa si no serán todos el mismo hombre (157). En el pensamiento del niño existe una identificación inconsciente y metafórica de la masa, del rebaño que serán las sociedades occidentales.

Para muchos lectores es posible que el episodio del sometimiento del pueblo y de la violación de la hermana sea el decisivo en cuanto a la transformación de Arminio. No obstante, en mi análisis y como he expuesto anteriormente, el niño Arminio es, desde un principio, “el elegido para la gloria”. Estos episodios de violencia y sometimientos romanos son únicamente piedras en el camino que ayudan a que la voluntad de poder de este superhombre vaya creciendo pero, a mi parecer, no son el detonante.

Uno de los momentos sublimes en cuanto a la progresiva transformación de Arminio es la caza del jabalí macho. El mismo pueblo se da cuenta del cambio de este miembro, incluso el propio padre.

“La actitud de Arminio, aunque resultaba satisfactoria para un padre como Segimer, no dejaba de ser nueva para todos, y algo divertida en un niño de apenas nueve años. Proyectaba abiertamente un desafío. Los estaba desafiando a todos con su victoria (179).”

Por lo tanto, con tan solo nueve años la voluntad de poder es manifiestamente declarada en el niño, el cual arde en ambición, en deseos que quiere lograr, en demostrar su fuerza y así autoafirmarse y demostrar a cuantos le rodean que él existe, que es, que está allí con ellos y es diferente. Que le esperaban.

Para terminar, queremos mencionar que, al tratarse de una tetralogía extensa y con numerosos matices, hemos decidido desarrollar el análisis en varios artículos con la intención de realizar un estudio pormenorizado. Por ello, en el siguiente artículo nos centraremos en la figura de Cerunno y su relación con Arminio.

teutobur_saga_artur_balder_1986448197_oTetralogía de Teutoburgo, en Ediciones B, 2013.

-Para información detallada sobre la obra y la actual edición seguir el siguiente enlace: Teutoburgo.com

Amazon Wish ListLinkedInKindle ItGoogle+PinterestShare
Share this article on Facebook Facebook