Carta abierta a Pepe Calvo y el resto de enchufados

Ernesto Mesero  | REA nº 16 | Publicado en Febrero de 2015

En respuesta a su artículo publicado en el propio Diario Información en fecha 4 de febrero de 2015,  envié esta carta al Diario Información. Dicho diario, que ya sabemos es tendencioso y cada vez más dado a sus filias y fobias en lugar de separar la información de sus plagas internas, no me ha dado respuesta alguna y por esta razón me remito a este medio que parece ser el único en el que las opiniones que no encajan con ese sistema parecen tener cabida, y al cual debí haberme referido al principio de todo. La tribuna publicada de Pepe Calvo es la más ramplona protección del mediocre amiguismo institucionalizado en Alicante, y es firmada, por supuesto, por el conjunto de beneficiados por el amiguismo de Perales y Lastres.

1351250611_185801_1351250721_noticia_normal

Pepe Calvo (a la izquierda).

 

Efectivamente, uno se siente ofendido ante el aluvión de ridiculeces varias esgrimidas a modo de argumentos, y sin entrar en más detalles basta por responder en carta abierta a los párrafos de Pepe Blanco y suscrita por el resto de aquellos que siguen el lema de campaña de Díaz Alperi en aquellos días de gloria: “para seguir trabajando juntos”.

Empieza por decir “la carta revela criterios subjetivos y arbitrarios como si fuera el resultado de una rabieta juvenil”. En ese tono de pertenecer a una generación de enchufados a la que no le importa que el resto del país tenga una tasa de paro monstruosa, y que especialmente los jóvenes estemos heredando un sistema acomodaticio donde un señor a la vista de su trabajo y objetivamente sin talento se dedica una y otra vez a hacerse exposiciones a sí mismo, llamado Eduardo Lastres, eso es insoportable a la lectura. Rabietas las de aquellos que se benefician desde lo público para hacer exposiciones de sí mismos porque de otro modo nadie se ocuparía de lo que hacen -alusión a Lastres, de nuevo, por si no está claro.

141121_lastres_eduardo_diario_laverdad_expo_pepe_calvo_lespai

Modus operandi: controlar la sala, decidir quién expone, escribir un artículo en periodiquete de turno. Todo por las dos mismas personas: Eduardo Lastres en La Verdad o Guillermina Perales en Información. Como coronación, comisariarse a sí mismo… ¿por qué no? En la foto, artículo de Lastres publicado en La Verdad sobre Pepe Calvo.

 

Y añade la lumbrera: “Es necesario significar que estas dos asociaciones demuestran gran ausencia de sensibilidad y compañerismo al faltar a la verdad atreviéndose a manifestar discrepancias”. Al contrario, lo que demuestran es sensibilidad hacia un colectivo señalando a los enchufados de turno. No se trata de “quítate tú para que entre yo”. Se trata de “quítate de una  vez que por más que te autocomisaries no vas a convencer a nadie de que tu obra vale un…”.

Cuando critica a unas asociaciones que “alardean de los códigos éticos” para arremeter contra otros críticos, es fácil entrever que se refiere a profesionales como Pedro Nuño de la Rosa, quien con sus textos no solo muestra una altitud intelectual mucho mayor que la de Guillermina Perales. ¿A quién y cómo habrá convencido con ese extraño sex appeal…? A un ahora alcalde de Alicante que no puede ser sino la mano derecha con la que Enrique Ortíz se hacía los favores en el despacho, en horas bajas y entre puro y puro. Asco de gente.

Me alegro de que por fin en esta ciudad ese diario (…) llamado Información no tenga el monopolio de la opinión.

Y quiero añadir mi más sincera admiración y valoración a la actuación de los colectivos AVCA y AVVCA por haber tenido lo que hay que tener para sacar la cara por “todos” en aras de “unos pocos” enchufados cuyo trabajo, encima, es mediocre que da pena.

 

 

 

Share
Share this article on Facebook Facebook