Beatriz Blazquez Aparicio y Almudena Ariza trataron de ocultar la querella criminal que se interpuso contra la reportera

Antonio Serrano | REA nº 20 | Publicado en Junio de 2015

Cuesta imaginar un sueldo más difícil de entender que el de Beatriz Blazquez Aparicio en RTVE, cuya única misión parece ser la de limitar en lo posible la libertad de expresión tanto de quienes se defienden de los abusos de los empleados privilegiados de RTVE, como es el caso ahora de Almudena Ariza, como de quienes publiquen los casos y permitan a la opinión pública acceder a la información que hoy está en los juzgados de nuestro país y que, por otro lado, han pasado a dejar de ser un secreto.

1402576188863

Enrique Alejo González, director corporativo de RTVE, ¿le contaron en algún momento en 2014 que una de las corresponsales mejor pagadas andaba insultando y utilizando el trabajo de otros, y tuvo noticia del preparativo de querella criminal del que ahora RTVE es responsable subsidiario…? Hable con ella, con Beatriz Blázquez Aparicio.

Se hace necesario recapitular el caso, e insistir en que Beatriz Blázquez Aparicio tuvo a su alcance este caso desde un comienzo y su resolución en el reconocimiento de los hechos de los que la reportera era evidentemente responsable, cuando con la misma hipocresía con la que se dedicó a amonestar al crítico de cine Boyero por su comentario en las páginas de El País cuando definió a CRTVE como centro ‘ancestral de corrupción’, fue ella misma la que estuvo presente en el acto de conciliación celebrado en Madrid hace más de un año, acto sin el cual el director y escritor alicantino, Artur Balder, que sufrió los insultos, las manipulaciones, y las burdas y espúreas amenazas de una corresponsal sobrepagada y con privilegios, como es Almudena Ariza, no habría podido cursar una querella criminal contra la reportera por las razones ya de sobra conocidas.

Beatriz Blázquez Aparicio pertenece a esa jauría de perros legales cuya misión no es la salvaguarda de la equidad sino trabajar para los designios políticos de quienes convierten las instituciones españolas en corralitos, a pesar de que estén siendo sufragadas con el sacrificio de todos los españoles. Esto a semejante clase de casta legal les importa poco.

Ha faltado desde un comienzo una actitud más limpia por parte de CRTVE, que es quien a fin de cuentas está sufriendo el desgaste que una situación como la causada por Almudena Ariza acarrea para la cadena. Almudena, acostumbrada a estos desmanes, no solo no informó adecuadamente a Beatriz Blázquez en su día, sino que en su infantil prepotencia creyó que lo único que importa en este mundo es estar enchufada.

¿Saben los directivos de la cadena que por indicación de Almudena Ariza fue contratado un abogado en Estados Unidos, David Vidal-Cordero, para amenazar a la Asociación de Cronistas de Espectáculos de Nueva York para que retirasen las conclusiones de su revisión del caso? Cosa que, por supuesto, no ha ocurrido. Dudamos mucho de que los directivos, máximos responsables, estuviesen informados,  quienes hemos sido testigos de la tenaz lucha del director de cine alicantino, Artur Balder, para defender su trabajo de los gravísimos insultos lanzados a bocajarro por una corresponsal corrupta como lo es Almudena Ariza, quien no ha dudado a meter en el asunto al delegado de EFE en Nueva York, Agustín de Gracia, para que perjudicase en la medida de lo posible el estreno hace dos meses de ‘La realidad de lo imaginario’, la película sobre el universal artista ilicitano, Joan Castejón. La agencia estatal de noticias española, EFE, fue la única que no asistió al evento entre las agencias hispanas y los medios españoles radicados en Nueva York, cosa que les sirvió de poco, a tenor de las buenísimas y numerosas críticas aparecidas sobre el filme hasta esta misma semana en toda el área metropolitana de Nueva York, como esta por el legendario crítico teatral y de cine Premier Solis, en uno de los diarios insignes de la prensa latina en la ciudad, La Voz Hispana de Nueva York, fundado en 1974. (Enlace de descarga del diario en su página web oficial.)

LaVozHispanaNY_06_04_2015

Crítica por Premiere Solis en La Voz Hispana de Nueva York, aparecida esta semana, uno de los diarios hispanos de mayor y mejor reputación en la ciudad, fundado en 1976.

Lo único que ha demostrado Agustín de Gracia con esa actitud es que es un funcionario facha y fracasado, de moral degenerada, no un periodista, cuando una agencia de información española, destinada a informar, decide contra viento y marea desinformar para ‘beneficiar’ los intereses de una periodista corrupta como Almudena Ariza que claramente ha recibido una condena por sus actos. De Gracia, que tiene poco de periodista, ha puesto de manifiesto la ausencia de controles internos en una agencia estatal cuya misión fundamental está siendo distorsionada por los dedazos de los políticos, EFE.

La condena por parte de una asociación de prensa independiente en EEUU, la Asociación de Cronistas de Espectáculos de Nueva York, ha supuesto un golpe profesional inesperado para quienes entran en los Estados Unidos con la sensación de que el mundo es una gominola para los que están bien enchufados. Almudena ha destacado por su falta de profesionalidad, por su carencia de escrúpulos hacia los compañeros, por ser lo más parecido a una pirata del mundo de la televisión a la que lo único que le importa es seguir manteniendo el sueldazo a cuesta de lo que sea y de quien sea.

Nos enorgullece la resistencia mantenida por el maestro de las letras alicantino, Artur Balder, su tesón, su apego a la verdad, y su gran película, ‘Little Spain’, orgullo de la emigración española que ha sido justamente premiada junto obras de altísimo nivel cinematográfico internacional del año 2014, como lo ha sido ‘Cantinflas’, con el español Oscar Jaenada como actor principal, o la cinta cubana ‘Conducta’.

La Almudena Ariza de los premios humanitarios es una auténtica broma de mal gusto ahora que conocemos sus bajos quehaceres profesionales, o más bien ahora que se han hecho públicos gracias a una tenaz defensa del honor por parte del cineasta, y la carencia de autocrítica con la que ha ido avanzando pisando cabezas hasta que ha sido la suya la que ha rodado para ir derribando bolos a costa del ya maltrecho nombre de CRTVE.

Esperemos que esta vez Beatriz Blázquez, que se rió de la presentación del acto de conciliación, venga a Alicante a que la retratemos junto a su compañera de desfalcos éticos, Almudena, para ambas ser inmortalizadas como lo que son: el dúo dinámico de la cara dura de RTVE.

Mientras los directivos y políticos consientan que esta clase de mandos medios y periodistas privilegiados cobren a sus anchas y hagan y deshagan con un cheque en blanco de responsabilidad interna, son sus puestos y sus nombres los que se van a ver progresivamente comprometidos, como la mala prensa que no puede sino tener la dirección de informativos actual, cuando Jose Antonio Álvarez Gundin en lugar de acometer una revisión de los hechos y expedir con obligatoriedad una disculpa pública por todo lo sucedido, se ha escondido de las llamadas de los periodistas de verdad, como nosotros, que lo hemos intentado localizar sin tener éxito en que nos responda en ya demasiadas ocasiones, en las faldas de quien sabe qué político al que todo esto le importa poco, dados los cambios que, ya muy pronto, se avecinan.

Esperemos que los cambios se lleven a Beatriz y Almudena al lugar donde les corresponde en RTVE, a hacer fotocopias en la trastienda de informativos, mientras nuevos periodistas que han acusado una tasa de paro elevadísima pueden entrar en CRTV a hacer un trabajo limpio y sin prejuicios si se reducen los sueldos exorbitados y el gasto demencial de corresponsales como Almudena y de corresponsalías como la de Nueva York, a tenor de las acusaciones de Hacienda.

Share
Share this article on Facebook Facebook