Almudena Ariza recibe comunicado de condena por malas prácticas periodísticas de una asociación de prensa norteamericana

Redacción  | REA nº 17 | Publicado el 19 de Marzo de 2015

Esta redacción se hace eco del comunicado de condena publicado por la Asociación de Cronistas de Espectáculos de Nueva York en el cual condena de manera explícita las malas prácticas periodísticas de  la presentadora Almudena Ariza en EEUU. Almudena Ariza ha sido acusada básicamente por abusar de su posición y de sus privilegios y de actuar como si la cadena pública fuese de su propiedad, profiriendo graves insultos e injurias por escrito.

32a90e9520ac695ace0951c58d379aac_XL

 

Como se ve en el comunicado de la Asociación de Cronistas de Espectáculos de Nueva York, Almudena actuó de la manera más inadecuada imaginable al insultar gratuitamente a un director de cine, entre otras cosas de las que, aunque no han aparecido en este comunicado, tenemos conocimiento sobre las prácticas prepotentes, indiscriminadas y poco profesionales de Almudena Ariza.

Este tono de nepotismo de Almudena Ariza viene de uno de los pocos trabajadores que, señalados a dedo por políticos en posiciones elevadas, cobra casi 200,000 euros al año brutos. Conocemos a muchos buenos periodistas que por un sueldo más equitativo para los demás trabajadores harían ese mismo trabajo y con una ética profesional mucho más limpia, sin duda alguna.

Esta clase de aberraciones se dan cuando las personas están sobrepagadas y cuando se dan PRIVILEGIOS consentidos por los políticos que controlan la cadena. La prepotencia de Almudena Ariza no ha llegado solo ahí, sino que además ha hecho todo lo posible para intentar frenar la investigación ahora abierta por el Consejo de Informativos RTVE para con este y otros casos de trato insultante y prevaricación y uso profesionalmente poco ético de su posición privilegiada en la cadena.

No conforme con el costo que ella supone, ahora, en lugar de abrir un expediente por estos hechos consumados, la cadena ha contratado abogados en EEUU para amenazar a la Asociación de Cronistas de Espectáculos para que retire el comunicado que, por otro lado, nos parece de lo más justo y una prueba de la libertad de expresión y de un ejercicio responsable de la prensa que sienta un auténtico precedente en un medio polarizado por el corporativismo.

En lugar de amonestar y pedir una disculpa por parte de un periodista cuya ética profesional no debería confundirse con el resto de la cadena, RTVE PAGA, además, una firma de abogados para procurar poner “la porquería debajo de la alfombra”.

Tenemos derecho a una cadena pública más limpia en lugar de más corrupta, más eficiente en lugar de más cara, más honesta en lugar de más nepotista.

Share
Share this article on Facebook Facebook